Blog

26

Oct

Tengo 30 años y… ¿todavía me salen granos? Por Dra. Elena Sotomayor

Granos a los 30 años

El acné es una de las enfermedades de la piel más comunes en la población general, sobre todo entre los adolescentes, pero.. ¿qué pasa cuando se supera esa edad y todavía continúan apareciendo granitos?

En el post de esta semana os vamos a hablar del acné tardío o acné adulto que es aquel que se desarrolla después de los 25 años de edad. Es más común en las mujeres y suele disminuir a partir de los 45 años.

Las manifestaciones clínicas más frecuentes son lesiones inflamatorias junto con pequeños quistes repartidos en la zona inferior de la cara. Se distinguen dos tipos:

ACNE FOTO

1. Acné persistente: es el más común. Las mujeres tienen granitos desde la adolescencia, y con los años siguen presentando lesiones de forma habitual. Suelen ser lesiones pápulo-nodulares (bultitos rojos), sobre todo en la parte inferior de la cara, mentón y el cuello.

2. Acné de comienzo tardío: aparece en la edad adulta y se divide en:

  • Acné del mentón: inflamatorio con lesiones alrededor de la boca y en el mentón. Cursa con exacerbaciones premenstruales. Suelen ser resistentes al tratamiento y dejar bastantes lesiones residuales.
  • Acné esporádico: aparece más tarde sin razón aparente o asociado con alguna enfermedad sistémica. Puede afectar a cualquier localización. En los hombres es más común en la espalda.

Factores que causan el acné tardío

Entre las causas del acné hay cuatro factores principales:

1. Aumento de la producción de sebo
2. Acúmulo de queratina en los folículos pilosos
3. Aumento de una bacteria (Propionibacterium acnes) en el folículo
4. Inflamación.

Sin embargo las causas del acné tardío están menos claras, existiendo muchos factores como uso de determinados cosméticos, medicamentos (corticoides orales, antiepilépticos, antidepresivos etc..), el tabaquismo, el estrés o la dieta.

Se ha observado que en las mujeres fumadoras de entre 25-50 años es más frecuente la aparición de acné (el 41,5 % frente al 9,7 %), por lo que os animamos a dejar de fumar para estar más guapas entre otras cosas…

Por otro lado, existe un componente hereditario importante en el 50% de los casos.

Por último, las mujeres con acné tardío y otros síntomas de hiperandrogenismo (aumento de vello, alopecia hormonal…) tienen una alta probabilidad de padecer anomalías endocrinas tales como el síndrome de ovario poliquístico.

Mujeres con acné tardío

El tratamiento de este tipo de acné es similar al del acné adolescente aunque es frecuente que sea de larga duración, ¡incluso durante varios años o décadas!. El dermatólogo escogerá las mejores herramientas terapeúticas para cada persona en función del tipo de acné que padezca y sus circunstancias médicas y sociales.

Tratamientos tópicos para el acné del adulto

• Cremas con antibióticos (eritromicina, clindamicina)
• Peróxido de benzoilo
• Retinoides tópicos
• Peelings médicos con ácido salicílico o glicólico para tratar las manchas residuales, los puntos negros, las cicatrices y además evitar recaídas.

Tratamientos orales

• Antibióticos orales (doxiciclina, eritromicina)
• Anticonceptivos orales
• Isotretinoina oral: es un derivado de la vitamina A y está considerado el fármaco más eficaz en reducir las lesiones de acné y la seborrea. Requiere un estricto seguimiento por el dermatólogo.

En conclusión, tener granitos después de los 25 años es una situación muy frecuente y no hay que desesperar o pensar que hay un trastorno endocrino debajo (en realidad casi nunca lo hay). Lo más importante para poner una solución definitiva al problema es acudir a tu dermatólogo, quién te recomendará el mejor tratamiento y los mejores cosméticos que debe usar cada uno de nosotros para conseguir una piel limpia y sin imperfecciones: productos de limpieza, cremas con principios activos exfoliantes, antimicrobianos. Y no olvides que unos hábitos de vida saludables favorecen una piel bonita. Un motivo más para una vida sana!

¿Quieres recibir las últimas novedades?


Acepto las condiciones legales (ver).