Dermatoscopia digital

¿Qué es la dermatoscopia digital y en qué pacientes estaría indicada?

El término microscopia de epiluminiscencia, dermoscopia o dermatoscopia son sinónimos.

La dermatoscopia es una técnica no invasiva e inocua en la que mediante una lente y una luz incidental podemos magnificar las lesiones. Aporta una información mucha más precisa que la observación a simple vista y es una herramienta de gran ayuda para el dermatólogo. Nos permite mediante el análisis de una serie de patrones poder inclinarnos hacia un diagnóstico de benignidad o malignidad y es crucial en el diagnóstico de lesiones pigmentadas como nevus, lentigos o cualquier tipo de mancha en la piel.

Derma

La dermatoscopia digital es un procedimiento diagnóstico que consiste en la observación indirecta “in vivo” de las lesiones pigmentadas con una cámara de vídeo de color de alta resolución adaptada para la dermatoscopia y conectada a un sistema informático. Un software adecuado permite el archivo de un gran número de imágenes. La digitalización de las imágenes facilita la comparación directa con la máxima objetividad y exactitud en futuras visitas. Además permite hacer mapeos corporales que ayuden a detectar lunares de nueva aparición y facilita un seguimiento personalizado. La Dermatoscopia digital supone un gran avance y ha marcado un antes y un después en la prevención y seguimiento del cáncer de piel, aumentando su sensibilidad y reduciendo la práctica de biopsias y cirugías innecesarias.

La dermatoscopia digital nos permite digitalizar las imágenes microscópicas de nuestros lunares para compararlos cada año
La dermatoscopia digital nos permite digitalizar las imágenes microscópicas de nuestros lunares para compararlas cada año

 

La exploración puede durar entre 20 y 60 minutos en función del número de lesiones. El Servicio de Dermatología del Hospital HM Sanchinarro tiene uno de los sistemas más potentes de dermatoscopia digital: el Fotofinder.

Imagen del Fotofinder: Sistema de dermatoscopia digital