Blog

14

Ene

Urticaria: qué es y cómo reconocerla

La urticaria es una indeseable compañera, tanto en su forma aguda (dura menos de 6 semanas) como en su forma crónica (más de 6 semanas de duración), que llega a afectar a gran parte de la población en algún momento de su vida.

habones en los muslos de un niño de 20 meses
Habones en los muslos de un niño de 20 meses

Se trata de una situación en la que aparecen unas lesiones muy llamativas y que producen un importante picor o prurito. Las lesiones, llamadas habones, se reconocen fácilmente porque son unas ronchas muy pruriginosas, rojas y palpables que blanquean a la presión (visible al apoyar un vidrio o cristal transparente sobre una lesión). Pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, incluida la cabeza y en ocasiones hay tantas lesiones que se juntan unas con otras observándose regiones corporales completas inflamadas como el abdomen, la espalda o una extremidad. Una característica imprescindible para diagnosticar un habon o una urticaria es que las lesiones duran menos de 24h. Parece como si “se movieran”, mientras unas desaparecen, otras van apareciendo en otro lado.

Urticaria: habones coalescentes
Urticaria: habones coalescentes

En la mayor parte de los casos, la urticaria es un proceso benigno, aunque llamativo, que dura unos días o pocas semanas y después desaparece.

En la urticaria crónica (más de 6 semanas) está indicado su estudio en profundidad para buscar una causa concreta que la esté produciendo, como una alergia a algún alimento, polen o animal. En la mayoría de los casos no se encuentra esta causa y en muchas ocasiones se asocia la urticaria crónica al estrés o a causas desconocidas.

Ante un caso de urticaria, lo más importante es tranquilizar al paciente y a los familiares ya que, en la mayoría de los casos la urticaria no produce ningún tipo de complicación y desaparece fácilmente con el tiempo y con la ayuda de antihistamínicos de diferentes tipos. Cuando no es suficiente con estos fármacos el siguiente tratamiento indicado es la cortisona por vía oral, siempre recomendado y supervisado por un médico.

Existe una forma severa y mucho menos frecuente de urticaria llamada angioedema que puede producir inflamación de la cara, la boca, los labios y de la vía respiratoria, pudiendo poner en peligro la vida del paciente. En estos casos hay que acudir al hospital con rapidez ya que puede ser necesaria la administración de adrenalina.

Dr. Federico Feltes Guzman

¿Quieres recibir las últimas novedades?


Acepto las condiciones legales (ver).