Blog

04

Sep

Trata tu piel con un peeling tras los días de sol

El peeling es un sencillo tratamiento dermatológico que consiste en renovar las capas más superficiales de la piel, dejándola más luminosa, uniforme y tersa. Existen distintos tipos de peeling que se utilizan en función de distintos parámetros como el tipo de piel, la patología y el tiempo de recuperación permitido por el paciente.

Beneficios del peeling

Recupera el color homogéneo de la piel, ayuda a cerrar el poro y previene la aparición de arrugas, ya que estimula la formación de colágeno nuevo en la dermis. Además, diversos estudios científicos han demostrado el efecto beneficioso de los peelings médicos  en la prevención del cáncer cutáneo, favoreciendo por lo tanto la salud de nuestra piel.

En casos de cicatrices de acné, poro dilatado o piel gruesa y envejecida se pueden realizar varios peelings al año. Esto también depende del tipo de peeling que utilicemos. Los peelings superficiales se pueden realizar más a menudo que aquellos de profundidad media.

Tipos de peeling

Los peelings químicos consisten en la aplicación sobre la piel de diferentes sustancias químicas que tienen la capacidad de renovar la barrera epidérmica y a su vez estimular la creación de colágeno nuevo en la dermis superficial.

Los peelings físicos o mecánicos se realizan mediante técnicas de láser ablativo o herramientas de fricción sobre la  piel, como la abrasión o la microdermabrasión.

Existen contraindicaciones que hay que tener en cuenta antes de realizar un peeling: embarazo, infección cutánea activa, dermatitis o piel sensible.

Peeling facial

El dermatólogo es el especialista que, mediante la historia clínica y la exploración, determinará cuándo está indicado realizarse este tratamiento y si es necesario preparar la piel de alguna manera antes de realizar el peeling.

Es fundamental evitar la exposición solar las semanas posteriores al mismo, sobre todo los primeros días. Así mismo es necesario cuidar la piel con cosméticos de higiene facial suaves y posteriormente aplicar cremas hidratantes regeneradoras y filtro solar 50+SPF por las mañanas. Las semanas posteriores a un peeling son un momento ideal para utilizar tratamientos específicos ya que la piel está más receptiva. Se recomienda utilizar cosméticos con principios activos despigmentantes en caso de manchas, vitamina C en caso de piel apagada o glicólico en caso de fotoenvejecimiento.

¿Quieres recibir las últimas novedades?


Acepto las condiciones legales (ver).